¡Envíenos su solicitud!

  • RESOLVEMOS TUS DUDAS
  • Oferta sin compromiso en un plazo máximo de 24 horas
  • Rápido | Sencillo | Práctico
Enviar solicitud

DESCUBRE EL MUNDO ECO



Que tu empresa represente sus valores en conciencia Social y Ecológica está en tus manos con todas estas opciones.



BAMBÚ

Esta planta con forma de caña esconde muchos entresijos, y el primero es que crece con mucha rapidez. No hace falta volver a plantarla, ya que ella misma se regenera sin necesidad de volver a sembrar constantemente. Su dureza, propia del roble, hace que pueda llegar a los treinta metros en pocos meses. Quizás pienses que fue una idea iluminada de nuestra generación hacer uso de ella, pero lo cierto es que civilizaciones pasadas no dudaron en incorporarlo a su vida cotidiana por sus propiedades. Al ser un recurso natural y ecológico, es el mejor sucedáneo del plástico, de ahí viene la iniciativa de lanzar productos exclusivamente hechos con bambú. A esto hay que sumarle algo que quizás desconozcas: es un recurso comestible, debido a su alto contenido en fibra. Ayuda a la formación de cartílago, lo que ayuda flexibilizar las articulaciones.

  • Sostenible.
  • Resistente.
  • Ligero.


RPET

¿Aún no conoces el plástico sostenible? Existe un plástico hecho de materiales reciclados que, por lo tanto, lo convierte en ecológico y sostenible. Es posible incluso que tengas algún objeto de este material a tu alrededor y ni siquiera lo sepas. Desde bolsas de tela, pasando por envases, hasta tejidos, lanyards o paños de microfibra. Este plástico, que antaño pudo ser una botella de plástico, se ha metido en el contenedor que toca (ya sabes cuál) y ha ido desde la planta de reciclaje hasta la fábrica de tejidos. Los plásticos para reciclar han de fundirse hasta convertirse en una masa que después será moldeable, en forma de hilos, para mezclarlos con fibras de algodón. Y ahí ya se pueden realizar fantásticos productos. El plástico, ese amigo inseparable del petróleo, ya no será necesario. Lo cual hará que podamos ahorrarnos los dos, de los que ya conocemos su poder de contaminación sobre el medio ambiente.

  • Alta tolerancia al calor.
  • Flexibles.
  • Impermeables.


PAPEL RECICLADO

Todos hemos escuchado alguna vez que el Amazonas está consumiéndose. Nuestra capacidad de devorarlo está acabando con el pulmón de nuestro planeta. Necesitamos los árboles para poder acceder al papel y al cartón. Pero, ¿qué pasaría si este material también pudiera aprovecharse tras su uso? Si el proceso de convertir al papel es arduo y contaminante, el de reciclarlo no tiene nada que ver. Se ahorra energía y agua, además de liberar los vertederos. Se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero (se reduce el metano y el dióxido de carbono en la atmósfera.) e incluso el papel reciclado también llega a través de la fibra reciclada. Pero, además, usar la madera para dar lugar a la pulpa de papel tiene como consecuencia usar energía basada en combustibles fósiles, liberando así dióxido de carbono adicional.

  • Resistente
  • Moldeable.
  • Ahorro energético.


NATURAL-CORK CORCHO

Si ves un alcornoque, no huyas. Rescatar un poco de corcho puede dar lugar a un sinfín de mejoras en tu entorno. Por ejemplo, evitar el uso del plástico. ¿Es cierto que se puede reciclar? ¡Y no solo eso! Hacerlo no contamina lo más mínimo. Ya, pero… solo lo hay con forma de tapón, estarás pensando. ¡Tiene infinidad de formas! Granulas, bloques, molido o paneles, entre otros. Igual te está pasando por la cabeza que obtener corcho es casi tan devastador como papel. ¡Ni mucho menos! Porque para la obtención del corcho no se necesita talar árboles. Es lo más parecido a coger una manzana que está a punto de caer. Volverá a generar más. Es su ciclo. Nosotros no intercedemos en él.

  • Impermeable.
  • Biodegradable.
  • Aislante.


CRISTAL

De la misma forma que los recursos naturales, al serlo, pudieran no asegurar esto en un 100%, el vidrio nunca contaminará los alimentos o líquidos que guardes en él. Y esto tiene que ver con que no se usa el BPA o los ftalatos en su elaboración. Por todos es conocido que si hay un material que puede calentarse sin sufrir ningún daño, ese es el vidrio. De hecho, los recipientes para guardar comida en el congelador son mucho más fiables en cuanto a segregaciones químicas en este material. Y eso, por otra parte, evita que adquieras más plásticos. Además, el vidrio se recicla casi un 15% más que los envases contaminantes. No adquieren malformaciones con el paso del tiempo. Su forma inicial seguirá intacta, a menos que sufra alguna rotura. Esto suma que no hay nada que no sea reciclable en su composición. Quizás no hayas reparado en este pequeño detalle, pero es 100% natural. Es la suma de estos elementos lo que proporciona el vidrio, sin tener que añadir ningún químico.

  • Sin malformaciones temporales.
  • Frágiles.
  • Sin colores a elegir.


YUTE

Para empezar, tenemos que decir a su favor que es una planta de secano, lo que implica que tiene suficiente con el agua de la lluvia. ¡No necesita ser regado aparte! Bueno, pero esa no es la ‘fibra dorada’ que yo conozco. ¡Claro que sí! Es la misma. Obtenida de la corteza del yute blanco o rojo, es totalmente natural y ecológico. Eso quiere decir, ahí sí que te he visto fino, que es 100% degradable y, por ende, reciclable. “¡Dios mío, dónde has estado tanto tiempo, yute!”, sé que te estarás preguntando ahora mismo. No necesita fertilizantes en exceso, y apenas suelta carbono, pero su extracción de fibra no implica químicos, sino todo va a través de procesos ecológicos. ¿Cómo? Pues sumergirlos para empaparlos ayuda a que se separen las fibras y sea más fácil obtener su materia. ¿Sabías que se cosecha en tierras áridas? Eso quiere decir que el suelo usado puede valer para otras plantaciones como el arroz.

  • Fibra robusta y fuerte.
  • Reduce sensación de calor..
  • Regula la humedad del ambiente.


PAJA DE TRIGO

¿Te imaginas una vajilla biodegradable? ¡Esto es muy posible con la paja de trigo! ¿Que no sabes qué es? Pues, por si alguna vez no te había pasado por la cabeza, he de anunciarte que cuando se deshoja el trigo, el tallo aún puede sernos muy útil. Quemarlo, que es lo que siempre se ha hecho, contamina muchísimo la atmósfera. Entonces, ¿por qué no usarlo? Si la paja de trigo se mezcla con polipropileno o ABS, se puede así ayudar a no aportar tanto plástico. Además, la suma de los dos da lugar a un material que es bastante maleable, aunque duro, para muchas funciones. Es cierto que aún ha de usarse con plástico para que tenga cierta robustez, pero el hecho de poder reducir el consumo del primero es un paso bastante avanzado como alternativa ya que, además, como comentábamos, es una salida muy lícita a los deshechos que no sirven del trigo. Bolígrafos, pendrives, tazas, tarjeteros, soportes para móvil y cientos de categorías más.

  • Reciclable.
  • Biodegradable.
  • Resistente..

TÉCNICAS DE MARCAJE



IMPRESIÓN DIGITAL

Este tipo de estampado se basa en una impresión digital para economizar recursos y tiempo en prendas textiles, poliéster o materiales más robustos como la madera. Todos los colores van unificados, por lo que no se necesita más que un mismo soporte, evitando así las diferentes pantallas que se usarían en otras técnicas como la serigrafía. El proceso es fácil y rápido, ya que la impresión se haría sobre un diseño en papel especial -transfer- y después se procedería a la transferencia de la imagen al producto en cuestión. Esto tiene lugar a través de una prensa térmica, accionando calor y presión sobre la superficie durante un periodo de tiempo estimado. Hacer diseños digitales a todo color es la mejor ventaja. Pero habría que añadir la nitidez resultante. Puede ser ideal para un número reducido de objetos. Los resultados serán uniformes y se podrá realizar en diferentes tipos de tejido.

  • Flexibilidad y versatilidad.
  • permite la personalización.
  • Reducción de tiempos de entrega.


TRANSFER

Este tipo de estampado se basa en una impresión digital para economizar recursos y tiempo en prendas textiles, poliéster o materiales más robustos como la madera. Todos los colores van unificados, por lo que no se necesita más que un mismo soporte, evitando así las diferentes pantallas que se usarían en otras técnicas como la serigrafía. El proceso es fácil y rápido, ya que la impresión se haría sobre un diseño en papel especial -transfer- y después se procedería a la transferencia de la imagen al producto en cuestión. Esto tiene lugar a través de una prensa térmica, accionando calor y presión sobre la superficie durante un periodo de tiempo estimado. Hacer diseños digitales a todo color es la mejor ventaja. Pero habría que añadir la nitidez resultante. Puede ser ideal para un número reducido de objetos. Los resultados serán uniformes y se podrá realizar en diferentes tipos de tejido.

  • Es facil de usar.
  • Relativamente económico.
  • Puede reproducir imagenes complejas y de alta calidad


SERIGRAFÍA CIRCULAR

Como era de esperar, este método tiene lugar sobre una superficie redonda, cilíndrica o cónica. Esto nos lleva a los artículos que todos tenemos en la cabeza como tazas, botellas, cubiteras, botes, bidones, envases y cubos. Sin embargo, también abarca bolígrafos y otros utensilios. A fin de cuentas, todo lo que esté a prueba de curvas. En cuanto a cómo se realiza, volvemos a usar una malla, una racleta, la tinta y el objeto a imprimir, tal y como hacíamos en la serigrafía clásica. Sin embargo, como habréis podido vaticinar, el objeto en cuestión ha de ser curvo, por lo que tendrá que girar a medida que se desplaza el soporte que lo sostiene a la vez que la pantalla que lleva la tinta. La raqueta tampoco precisará de movimientos. Al tratarse de algo semi manual, por muy mecanizado que esté el proceso, la mano de obra artesanal será un elemento indispensable, así como el recambio de la tinta. Así pues, donde no tenía camino la serigrafía clásica, llega esta variante, abriendo sus posibilidades a lápices, los tapones de botellas o los tanques.

  • Excelente relación calidad/precio.
  • Permite realizar impresiones de gran tamaño.
  • Permite realizar muchas copias sin aumentar los costes de producción.


TRANSFER DIGITAL

Lo primero es aclarar qué diferencias existen entre el transfer digital y el offset. El segundo usa láminas para la impresión, lo que dificulta un poco el proceso, mientras que el transfer digital imprime directamente de una variedad de sustratos. Como tiene lugar desde la propia máquina a la propia superficie, sin pasar por ningún intermediario ni material que ayude a la ejecución, todo el procedimiento se agiliza. ¿Aún no te haces una idea exacta de todo el proceso? No te preocupes, te lo explico mejor... La tinta emitida por la impresora realiza franjas horizontales, que se van realizando poco a poco. Se mueven los cabezales a la misma vez que la superficie impresa, dando lugar a una impresión vertical y horizontalmente. Así el tiempo de impresión es mucho más rápido. Existen muchos soportes que aguanten este tipo de impresión. Algunos de ellos son los textiles, vinilos, PVC, soportes rígidos, embalajes, los mencionados flyers y dípticos, pero también para productos más cotidiano que podrás usar para tu empresa. Algunas sugerencias son: porta documentos, mochilas, bolsas no tejidas, productos de corcho, balones de fútbol.

  • Personalización.
  • Sin límite en la creatividad del diseño.
  • Prácticamente en todas las superficies.


SERIGRAFÍA

De hecho, pudiéramos afirmar sin miedo a equivocarnos que se trata de la técnica más manual, aunque el resultado sea muy profesional. Si tienes en mente realizar un número alto de impresiones, esta podría llegar a ser la mejor opción. Te doy algunos detalles más. ¿En qué consiste? El elemento que más presente se va a tener en el proceso es el bastidor o pantalla. Previamente se habrá plasmado un diseño al que se le habrá aplicado barniz, todo esto en una tela que servirá para hacer pasar la tinta por la pantalla. Esto nos dejará margen para el error, ya que el bastidor, una vez realizado, podrá usarse tantas veces como resulten necesarias sin desgaste alguno. Esta técnica podría ser la más parecida a una fotográfica. Los inconvenientes que se presentan es que el número de colores a usar se tiene que ver irremediablemente reducido, debido a que cada color resultará ser una pantalla diferente. Esto significa que el coste aumentará dependiendo de los tonos usados.

  • Alta rentabilidad en tiradas largas.
  • Gran resistencia y durabilidad de las tintas.
  • Colores más saturados y mayor capa de tinta.


TAMPOGRAFÍA

Quizás no estés tan familiarizado con este término. Y aunque es más habitual de lo que crees, es menos conocido que los otros. En la tampografía se hace una transferencia de tinta a través de un intermediario, es decir, un tampón de silicona o caucho. Esto tendrá lugar en una placa o cliché, donde la imagen será impregnada a partir de un fotolito. De la misma forma que sucede con la serigrafía, cada cliché portará un color diferente. Es inviable que vayan todos en la misma placa. De la misma forma que la serigrafía era idónea para superficies lisas, esta técnica presenta la ventaja contraria, siendo perfecta para piezas con deformaciones, curvas difíciles o rugosidades. La precisión que se consigue es tan válida como la de cualquier otra técnica, situándose en una de las más solicitadas en la actualidad, especialmente para objetos promocionales. Los acabados resultan ser toda una proeza, ya que el método para hacerlo cubre todos los posibles huecos, perfilando y adaptándose a esa deformación de una forma más concisa. La silicona tiene la peculiaridad de moldearse al entorno y es lo que permite que esto sea posible.

  • Permite acabados muy finos.
  • Muy rápido.
  • Permite grabar productos pequeños.


LÁSER

La grabación láser no precisa tinta, lo que hace que el proceso sea mucho más rápido y limpio. Sin embargo, si tuviéramos que hablar de las ventajas fundamentales de trabajar con esta técnica, tendríamos que aludir a que actualmente es el método más preciso y duradero que existe. ¿Qué implica eso? En primer lugar, la calidad altísima. Metal, madera, piel/PU, cristal, oro, acero, cobre, aluminio, etc).. Y todo con la seguridad de la calidad invertida y el acabado impoluto, sutil y elegante. La precisión del láser obliga al software a pasar tantas veces sean necesarias para lograr el mejor acabado. Eso implica que se puedan realizar impresiones curvas sin ningún tipo de problema. La productividad del resultado hace que sea una opción muy válida. Sugerencias para este tipo de aplicación: bolígrafos, llaveros de metal, estuches de madera, porta tarjetas, productos de corcho.

  • Muy rápido.
  • Larga vida útil.
  • Exactitud del grabado.


SUBLIMACIÓN

Seguramente esta es la impresión que más te encuentras en tu entorno, pues es la que más se usa para superficies pequeñas y cóncavas, aunque tiene muchas más funcionalidades. Esto quiere decir que la mayoría de tazas con las que te cruzas -y que seguro tengas en casa- han sido sublimadas. Es un proceso muy fácil y asequible, que consiste simplemente en colocar la imagen sobre el soporte (camisetas, carcasas de móvil, bolsos, azulejos). Lo bueno es que se logra una calidad gráfica muy alta. Se elige la imagen, se imprime en papel especial en una impresora de sublimación, se adjunta el papel con la superficie a sublimar y se pega con cinta térmica para que no se mueva lo más mínimo. A continuación, el artículo ha de pasar por una plancha transfer para que le sea aplicado el calor. De esta forma, el producto se sublima, es decir, absorbe la tinta. La técnica también soporta altas temperaturas, por lo cual el artículo en cuestión podrá incluso estar listo para el microondas.

  • Permite imprimir sobre soportes rígidos.
  • Es una técnica relativamente sencilla.
  • Permite obtener una gama ilimitada de colores.